Sin categoría

Lo que el presentismo histórico se llevó

Lo que el viento se llevó (1939).

Desde hace unos años, coincidiendo con la evolución de los derechos humanos, hay actitudes que, con suerte cada vez son más condenadas y reaccionamos con agresividad y protesta. Hechos como el racismo, el sexismo, la xenofobia y la transfobia cada vez tienen menos cabida y en ese aspecto me alegra pertenecer a esta época. El feminismo de tercera (o cuarta, depende de a quién se le pregunte) ola ha hecho bastante por estos avances, por mucho que el repunte de la derecha/ultraderecha se empeñe en hacer desaparecer o menospreciar.

Sin embargo, todo acto tiene unos efectos colaterales que igual no considero tan favorables. Con el surgimiento de este fenómeno de rechazo a la discriminación a las minorías, todo se mira con lupa. No importa el espacio temporal al que pertenezca, todo es sobreanalizado en busca de algo reprobable. Y muchos de los productos que consumimos pasan con mala nota ese examen. 

Resulta que pertenezco a esa especie infravalorada llamada historiador y este hecho tiene incluso una definición que muchos han calificado y que incluso los mismos historiadores no están exentos de padecer: presentismo histórico. Este presentismo, llevado principalmente por la ignorancia general de la gente en temas de historia que, además, en muchos casos es hasta voluntaria. Aún recuerdo mis días de instituto que era una de las poquísimas alumnas a las que le gustaba Historia y la prefería sobre la Geografía y las Ciencias Naturales. Y en las RRSS es muy común ver personas que la interpretan conforme a su propia ideología para manipular datos.

Añadiendo todo esto, los productos literarios y audiovisuales son los principales afectados por este escrutinio presentista que han llevado a la crítica, la ofensa e, incluso la censura, como si estos fueran Calígula en el momento de su damnatio memoriae. Sin duda, uno de los peores efectos del presentismo histórico y que a muchos historiadores nos da más de un quebradero de cabeza.

Little Britain removed from Netflix, iPlayer and Britbox over use ...
Little Britain (2003-2007)

Como bien dice Salvador Martí de El ministerio del tiempo, “el tiempo es el que es” y una realidad indiscutible y más comprensible de lo que pueda parecer es que cada obra es hijo de su tiempo y no se le puede aplicar el filtro del presente. Se hizo bajo unas premisas temporales y que con el paso del tiempo ni siquiera se harían. Es importante tener esto en cuenta. Además, eliminar todo esto conllevaría perder una (en mi opinión) valiosísima fuente histórica que permitiría analizar los aspectos sociales y culturales del momento.

Tal es el caso de la eliminación temporal de Lo que el viento se llevó en HBO Max y definitiva de la serie Little Britain en las plataformas británicas donde estaba. Es cierto que el año pasado revisité LB y pensé que, si hoy en día se hubiera creado tal cual, habría habido un linchamiento en las RRSS. Incluso uno de los creadores ha admitido que ya no hace ese humor porque no concuerda con los avances actuales (estamos hablando de una serie creada a principios de los 2000) e incluso entiende que se elimine de los catálogos.

Cine - Un Óscar demasiado blanco | Listín Diario
Hattie McDaniel en los Óscars de 1940.

Y no hay que olvidar un detalle, la película de 1939 dio el primer Óscar a una actriz afroamericana, Hattie McDaniel, que interpretaba a Mammy. Aunque McDaniel tuvo que sentarse al final del teatro y si no fuera por el director, ni habría podido asistir, debido a que en esos momentos California era un estado segregado. De hecho, a Olivia de Havilland, su compañera de reparto y que también estaba nominada en la misma categoría no le hizo gracia.

Pero en el ejemplo de Lo que el viento se llevó, se volverá a subir con un aviso advirtiendo del contexto histórico. Es cierto que la película refleja el racismo y el maltrato a los esclavos y una romantización de la relación tóxica -usando un término más actual- de Scarlett O’Hara y Rhett Butler, pero el tiempo es el que era y eso no se puede cambiar ni siquiera a golpe de censura. Porque eliminar algo sin tener en cuenta su contexto histórico solo porque no concuerda con el pensamiento actual lo llamo censura.

Song of the South: the difficult legacy of Disney's most shocking ...
Imagen de Canción del Sur (1946)

También podemos exponer el caso de Canción del Sur, una película de 1946 que no se encuentra ni en las listas oficiales de Disney, porque incluso en su época fue criticada por su racismo y estereotipación de los afroamericanos, idealizando las plantaciones de esclavos, entre otras cosas. En muy menor medida sí es un caso de presentismo (aunque habría que esperar hasta los años 60 con la reivindicación plena de sus derechos), pero por otro, también hay manipulación por la escenificación de la plantación, de ahí que se la criticara. Aunque hay que decir que Disney, pese a ser algo más inclusivo con representación LGTB+, sigue teniendo cierto aroma conservador del que les cuesta desprenderse y sin avergonzarse por ello.

¿Cómo se podría solucionar esto? Es mucho más complejo, porque en mi opinión no se debe eliminar. Una cosa es que algo del presente sí resalzara esos ideales censurables, pero una película de hace 80 años simplemente, no le veo ese sentido. Lo ideal sería lo que va a hacer HBO Max, aunque considero que ni aún así debería haberla eliminado, aunque puede entenderse hasta cierto punto que en medio de las protestas por el Black Lives Matter hayan querido lavarse las manos y eliminar la película para evitar polémicas.

Pero os ofrezco una solución más asequible y que ahorrará muchos dolores de cabeza, pero el espíritu analizador y crítico se desarrollará: leer y estudiar historia. No os dejéis llevar por lo “aburrida” que pudiera parecer en el instituto, si conocéis la historia del pasado, conocéis la del presente y ayudará a conocer la del futuro. No os pido que veáis películas de hace décadas y absorbáis sus ideas como propias, pero sí que las analicéis y que os ayuden a comprender lo qué pasaba en aquella época y evitéis que el presente se apropie de ellas.

Un comentario sobre “Lo que el presentismo histórico se llevó

  1. Una reflexión muy interesante, y también necesaria; la historia está ahí para aprender de los aciertos y de los errores del pasado. En mi opinión lo de eliminar la película de “Lo que el viento se llevó” de las plataformas digitales es un pequeño error; yo defiendo que haya gente que critique la película o diga que no están de acuerdo con lo que en ella se representa, pero tal vez la medida es un poco desproporcionada y deberían de dejarla para todos los amantes del cine más clásico. Saludos y gran entrada!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s