Sin categoría

El autor indie y por qué no leo libros suyos

Muy buenas, queridos lectores y lectoras:
Hoy vengo a hablar de un asunto que es dominio público en la blogosfera y todos, en algún momento puntual ha pasado por esa situación. Hoy voy a hablar de los autores noveles y por qué algunos hemos acabado un poco bastante hartos de ellos. Pero para ello he de analizar bien su evolución y sus efectos finales.
Para empezar, soy consciente de que ser escritor no es nada fácil. Escribir un libro puede llevar semanas, meses e, incluso años (Donna Tart, por ejemplo ha escrito todos sus libros en 30 años, a 10 años por libro, de modo que…) y que sea publicado por una editorial de prestigio, pues es una cosa muy difícil y más si hoy en día ya resulta más fácil que publiquen libros a no ser que uno sea youtuber, booktuber o alguien famoso con un ejército de fans dispuesto a gastar el dinero en un libro cuya calidad está sujeta a prejuicio de alguien que lee cosas más “serias y profesionales”. Si una editorial pequeña lo publica, ya se puede dar con un canto en los dientes, pero como las cláusulas del contrato pueden resultar leoninas en muchos casos uno acaba con una opción más fácil y económica: autopublicar su novela en formato digital o papel en plataformas como Amazon, donde se puede encontrar una gran variedad de libros independientes, buscando un lector que se enamore de la pluma del autor y, por consiguiente que este lector lleve a más gente para que el libro cada día sea más conocido.
Y ahí entra de lleno la promoción. En una época donde las redes sociales se usan por casi todo el mundo, los autores indies o noveles se valen de ellas para hacer llegar su novela al lector. Los métodos pueden resultar de más o menos ortodoxos. Algunos se animan a hacer amistad con el lector potencial y, al final le presenta a su libro, pero otros, sin importarle nada (o eso parece), mencionan al usuario de sopetón, en la mayoría de las veces sin seguir a estos en las redes sociales exigiendo o pidiendo que lean el libro o que hagan retweet a la mención, es decir, que llegan al spam masivo. Pongamos un ejemplo gráfico de cómo pueden llegar a hacer spam en Twitter (que es la red más usada):

Yo @MiTwitter
“Hoy me toca descansar y leer un buen libro”
|
Escritor indie @Yohagospamymelapela
“@MiTwitter Te recomiendo leer mi libro *enlace de comprar el libro*. No podrás parar de leerlo. Haz RT”

Y este tipo de menciones, dependiendo de su agresividad spammer, abundan mucho. Otro método que usan para dar a conocer su libro es el email. Muchos de los que reseñamos libros en la blogosfera en algún momento nos ha llegado un email aparentemente amable de un autor presentando su novela. Evidentemente la variedad de emails varía, siendo raros los autores que se molestan en leer el perfil del blog y las secciones informativas, intentando imponer libros cuyo género el blogger no lee y llamándolo por el nombre del blog (en mi opinión, lo peor que se puede hacer). En estos casos, lo mejor que se puede hacer es ignorar, ya que se puede oler fácilmente la finalidad del mensaje: poco interés en la persona, salvo que ésta lea y reseñe el libro.

En lo personal, debo decir que cuando comencé mi andadura por estos lares y, centrándome en las reseñas (porque es lo que mejor se me da, aunque no consagré mi blog a la literatura enteramente) ya tenía en los primeros días autores contactando conmigo. Y me consta que no soy la única. Lo curioso es que de momento este blog no ha recibido uno de esos correos y, siendo optimista, supongo que habrán leído mi sección de contacto, pero según mi experiencia, no es algo que suelan hacer a menudo.

Aunque debo decir que no es precisamente por eso por lo que, en un momento determinado mantengo una rotunda negativa a leer y reseñar libros autopublicados (y de editoriales) bajo previa petición. Y ya van dos años que sigo con mi política radical. Ya dejé de pedir libros a las editoriales porque me suponía un gran compromiso y como se me acumularon varios ejemplares por un bloqueo lector, decidí cortar por lo sano en cuanto los acabé. Y debo decir que he sobrevivido sin lesiones graves desde que yo misma elijo lo que leo, leo cuando me da la real gana (y cuando puedo, que también es importante) y poder tirarme días o semanas en escribir una reseña lo más decente para publicar que yo considere.

Todo sería feliz si no fuera porque algunos (no todos, recalco) autores indies pretenden imponer su libro o, en los casos en los que decidí establecer mi política, pasando por un conocido de mi madre que sólo por eso ya debía yo leer y reseñar un relato que había escrito y un ex compañero de clase, que también había escrito algún libro e intentó hacerse muy amigo mío para que yo, desinteresadamente le hiciese en mi blog toda la propaganda posible. Fue una de sus reacciones las que me hizo definitivamente adoptar mi decisión de no claudicar a la más mínima petición de estos autores,

Y no, por eso no leo libros de autores indies. Aunque tuve alguna experiencia positiva (uno de los autores me regaló un ejemplar al informarle de que había decidido no aceptar más libros por mis motivos) y yo en ese aspecto debo agradecerlo, pero luego he visto a otros autores con mucha prepotencia y egocentrismo, con acusaciones como las de poner en duda la inteligencia del reseñador, victimizarse o, incluso cuentan con algún amigo o fan que acusa a los bloggers de estar a sueldo de las editoriales de las que reseñan libros y llamarlos mercenarios o acusar de incentivar la polémica por puro placer al hacer una reseña negativa.

Ya me gustaría a mi tener un apartado donde los autores me den a conocer su libro y animarme por mi propia iniciativa a leerlos, pero debo admitir que en estos dos años he desarrollado un grave prejuicio con este tipo de literatura emergente y no sé lo que puedo hallar. Para eso prefiero leer libros de editoriales, que por algo los publican y el que me interese, a leerlo. No descarto leer algún libro de indies que llame mi atención, pero este será a mi elección y que lo encuentre casualmente (y no me sirve que el autor me lo cuele por las redes sociales o por email).

Con esto quiero dejar claro que mis lecturas las elijo yo al 100% y, si me recomiendan alguna, no hago ascos (tampoco me sirve que un amiguísimo de un autor me recomiende el libro del mismo, porque viene a ser lo mismo que colocar). Así como reseño lo que me inspire reseñar, porque no es leer el libro y enseguida a escribir. Mi blog es un hobbie, no es una ONG de reseñadores altruistas. Soy una persona humana que prefiere “perder” su tiempo con cosas propias.

Que quede claro que tengo nada en contra de esta gente y me parece hasta admirable que se atrevan a autopublicar su libro, pero mientras las políticas de algunos no cambien, yo tampoco estoy dispuesta a picar el anzuelo y que intenten aprovecharse de mi buena voluntad como blogger.

Y ahora, si me disculpáis, os dejo debatir libremente mientras cobro los sueldos de las editoriales cuyos libros he reseñado. 

Anuncios

6 comentarios sobre “El autor indie y por qué no leo libros suyos

  1. A ver… todo depende. Sí es cierto que hay mucho pesado en las redes sociales (aunque yo no me he topado con ninguno directamente) pero no van a pagar justos por pecadores.Hay autores que autopublican que no dan la brasa y tienen buen material.

    Leer autopublicados no significa que leas algo que no te gusta, ya que, como en el resto de lecturas, tú escoges lo que quieras. Si un escritor te habla de su novela y te llama la atención, genial. Si no… pues a otra cosa xD

    Lo que quiero decir es que me parece un poco injusto y “exagerado” cerrarse en banda simplemente porque una editorial no lo ha publicado (y más teniendo en cuenta las mierdas que publican xD) Está bien ser tajante con los spam agresivos y pesados y con aquellos que no se molestan en saber qué géneros lees. Yo he leído varios de editoriales pequeñas y me han encantado y otro autopublicado (sin que el autor me conociese siquiera xD) que se ha hecho un hueco en mi memoria… tanto o más que algunos consagrados

    Me gusta

  2. Yo tambien tengo esa politica. He recibido tweets y he recibido correos ofreciéndome sus libros porque yo los rechazo y no los miro. Me han escrito asi en generico sin siquiera saber qué leo y que me gusta. En fin. Yo leo porque lo adoro y no me gusta que me impongan cosas sobre todo cuando no lo puedo tener en físico.

    Buena reflexión

    Me gusta

  3. Hay de todo. Un autor me impuso comprar su novela porque para él su novela es lo mejor que iba a leer en este mundo. Era un autopublicado que iba sobrao y que supongo, aun pensará que a él le va a ir al pelo, con este autor ya tuve mis más y mis menos. Justo cuando le digo amablemente que no voy a comprar su libro en amazon ya fui persona no deseada para él. En cambio otro que publicó su primera novela con una editorial que al fina le estafó me animó a leer la novela y hasta me divertí leyéndola y espero sinceramente que tenga suerte y otra editorial se fije en su material. Ahora respecto al spam descarado de estos autores indies hago el mismo caso que los enrollados clubs de amiguitos que van de simpáticos y luego te dejan de lado como si nada, no haré caso de ningún spammer. Primero porque si ya de por si es difícil escribir, sacar el libro con el que te sientes identificado, más difícil es hacer que se venda y no lo puedes vender si se lo vas tirando a la cara a la gente porque los espantas, se ha de ir con cuidado, no puedes ofrecer una novela romántica a alguien que lee best-sellers sobre zombis y tampoco puedes ofrecerle una novela de misterio a un lector de novela fantástica porque no es el género que les interesa. Si en algún caso estos lectores se sienten interesados se les puede ofrecer el material pero no acosarlos para que lean algo que si lo leen, leerán a disgusto y eso hará mucho más daño a este autor.

    Me gusta

  4. ¡Hola!
    Ojo la última frase que hay gente que carece de humor y lo va a interpretar tal cual xD
    Bromas a parte pienso igual que tú. No lo he especificado en mi sección de contacto (aunque debería) pero no me gusta que me envíen mails de ese tipo. Es como que soy YO la que queda mal y antipática si declino su “oferta” de leer el libro. Parece que el favor me lo hagan a mí. Y no nos engañemos, muchas veces esos libros no llegan al listón. Claramente no digo que todos sean malos, es más que evidente que los hay de todo tipo.
    Recuerdo que una vez me envió un mail un autor diciendo que su libro se adaptaba perfectamente a mis gustos porque había curioseado por el blog y había visto un par de géneros y no se qué. -_- Gracias, pero (como has dicho) los libros me los elijo yo. Pierdo el tiempo en los que se me antojan y como que si te lo ponen justo delante de la cara molesta un poco.
    Entiendo lo que dice Naialma Device, pero siendo honesta, estoy más contigo. Además luego vivo con el miedo de que no me guste y luego ¿cómo reseño yo honestamente?
    En fin, desde luego es un tema complicado y peliagudo.
    Un beso 🙂

    Me gusta

  5. Estoy de acuerdo contigo. A mi no me importa leer a autores que me envían sus obras, pero cuando “exigen” que se lea YA y se publique la reseña YA me toca la moral. Sí, eso me ha pasado hace poco, muy poco, con un autor. Me ofrece su novela y tras decirle que la leeré pero no sé cuándo (tengo vida más allá del blog) desaparece del mapa. Vamos, que se notó que quería que dejase todo y leyese su escrito. Él ha salido perdiendo, no lo leo ahora bajo ningún concepto.
    Con el spam que me hacen en Twitter,no les hago caso. Ya soy lo suficientemente mayorcita como para saber qué quiero leer. No necesito a nadie detrás ofreciéndome sus escritos, los cuales, muchas veces, ni se ajustan a mis preferencias lectoras (si se informasen de verdad curioseando mi blog, verían que ni leo poesía ni ciencia ficción)

    Otro autor ha llegado a enviarme la propuesta para su libro cuatro veces después de decirle, amablemente que no, que a pesar de que él asegure que es una novela para mi pues después de ver mi blog así lo cree, (me mata con esta afirmación… ¿tan lela cree que soy?) no me gustan las historias de zombis. ¿Qué hago? Marcar sus correos como spam y a la papelera.
    Con el tema de las reseñas, cuando acepto una lectura, siempre digo lo mismo : si no me gusta, con educación y respeto lo haré saber. Si no está dispuesto a encajar una reseña negativa o poco favorable, que no me envíe el libro.

    A mi es un tema que ya me cansa. Cierto es que todos no son iguales, algunos son muy majos y entienden la falta de tiempo y la honestidad.

    Besos

    Me gusta

  6. Buenas. Aquí vengo con una opinión de autor.

    Tras leer detenidamente el post y los comentarios, no puedo sino daros la razón: nadie puede/debe exigiros que hagáis algo que no queréis, así sean editoriales o autores independientes.

    En mi caso particular, ya que no cuento con medios económicos para costearme la correspondiente campaña publicitaria, he buscado entre bastantes blogs de literatura y, tras ver el tipo de libros reseñados, he contactado con sus dueños a fin de proponerles la lectura de alguno de mis libros. Ahora, siempre he sido consciente de que pueden aceptar o no, y de no hacerlo, ¿por qué debería enojarme? Cada cual debe elegir qué hacer, cómo y con qué libros. ¿Que un bloguero se ha sentido atraído por la sinopsis y ha dicho que sí? ¡Perfecto! Eso sí, sin tiempo para presentar la reseña, que demasiado hace con aceptar leerlo. Del mismo modo que si por lo que sea, que no pido explicaciones, decide abandonarlo. Sus motivos tendrá y no puedo obligar a nadie a nada.

    Por otro lado, tanto mi pareja como yo escribimos y “nos quejamos sonoramente” de todo eso que describís: las exigencias de editoriales; el afán de otros blogueros por quedar bien con sus reseñas con editoriales y autores para recibir más libros (como he leído en la entrada de la guía para el blog literario); el acoso de muchos autores por que leamos su obra (incluso en grupos donde “solo hay escritores”)… Son acciones nada correctas y habemos muchos escritores que nos damos cuenta de esto, y lo denunciamos en nuestras redes y espacios personales, entre otras cosas porque nos están perjudicando a los que no vamos con ese spameo exagerado y lamentable, tan a saco que lo que consiguen es, justamente, que aborrezcamos su obra e incluso al autor.

    En resumen, que sigáis haciendo lo que os apetezca en cada momento. ¿Os llama un libro autoeditado? Pues como si fuera uno de editorial. ¿Que alguien os envía una propuesta de lectura de su novela y preferís dejarla ir? Adelante, y quien se pique o enfade, dos trabajos tiene.

    ¡Hasta otra!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s